Recomendaciones a la hora de evitar que se congelen las tuberías

desatascos express

 

La llegada del invierno es motivo de alegría para muchos, ya que el ambiente que se crea durante esta época del año es muy especial y cualquier momento en casa con mantita y sofá se agradece el doble. Sin embargo, el frío puede traer consecuencias bastante negativas en muchos frentes. Las tuberías, por ejemplo, pueden sufrir grandes daños durante el periodo invernal y es conveniente vigilarlas si no queremos llevarnos más de un disgusto.

Las tuberías pueden congelarse con las heladas y sufrir pequeñas fugas o roturas de más importancia, causando daños en algunos casos irreparables. Por eso, es importante mantenerlas aisladas y protegerlas de las temperaturas extremadamente bajas.

En este artículo puedes descubrir algunos consejos para cuidar las tuberías del frío y poder pasar un invierno tranquilo.

 

6 trucos infalibles para proteger las tuberías del frío

 

Hay varias medidas que ayudan a evitar congelaciones peligrosas en las tuberías. A continuación, te dejamos algunas de ellas:

  1. Envuelve la tubería con cintas calefactoras: Las cintas calefactoras con termostato son perfectas para evitar que las temperaturas extremas, tanto por lo bajo como por lo alto, puedan dañar la tubería. Es importante saber actuar bien y revisar de vez en cuando las cintas para comprobar que siguen funcionando al 100%.
  2. Intenta evitar los goteos de agua: Aunque pueda parecer algo totalmente inofensivo, el goteo del agua puede hacer que ésta se congele, por lo que es importante realizar una inspección de tuberías para asegurarse de que no se está produciendo ningún goteo.
  3. Mantén el grifo en movimiento constante: Aunque pueda parecer una contradicción, dejar un poco de agua fluyendo hace que el efecto de la congelación sea más difícil que se produzca.
  4. Utiliza ICE LOC: Este material es un elastómero y absorbe la expansión que se produce con la congelación del agua, evitando roturas y presiones demasiado altas.
  5. Cierra todos los accesos al hogar donde pueda colarse el frío: cerrar ventanas y puertas hace que el frío no entre de manera tan contundente, especialmente en garajes, donde es más fácil que se produzcan este tipo de problemas.
  6. Echa sal a las cañerías: De todos es sabido que la sal es un elemento genial par combatir el hielo. Por eso, echar un poco de esta sustancia dentro de las tuberías ayudará a prevenir la congelación de éstas.

 

Temas:
X