9 consejos para afrontar la vuelta al cole en la etapa infantil

Escuelas-Chiquitin

La incorporación a la escuela infantil supone un importante cambio en la vida del niño. Padres e hijos deben aplicar unos sencillos consejos elaborados por expertos para que esta etapa sea más llevadera.

¿Sabías que de los 0 a los 3 años los niños aprenden más que en cualquier otra etapa de su vida? Todo lo que ocurre a su alrededor influye en su percepción del mundo y en las respuestas que desarrolla. Por ello la escuela se convierte en un lugar tan importante. La llegada a este universo desconocido para ellos se ha de hacer de manera paulatina pero al mismo tiempo emocionante, pues van a comenzar a adentrarse en el divertido mundo del aprendizaje.

La incorporación a la escuela infantil supone un importante cambio en la vida del niño. Cada comienzo de curso los más pequeños se enfrentan a nuevas experiencias educativas así como a cambios en sus rutinas diarias. ¿Cómo podemos ayudarles a que las acepten de forma positiva? La clave está no sólo en los profesionales sino también en los padres, tal y como asegura Ana Muñoz, Directora del Departamento de Pedagogía de las Escuelas Chiquitín.

Los periodos de adaptación, suelen ser momentos un poco difíciles tanto para los niños como para los padres y madres, ya que todos ellos se adentran en un mundo ciertamente desconocido. Durante este tiempo pueden aparecer conductas de rechazo, tristeza y otras manifestaciones, como la alteración del sueño o de la alimentación, pequeños trastornos que “se solucionarán en un tiempo breve, cuya duración depende de cada niño. Las rutinas que se establecen en la escuela infantil también facilitarán esta labor” –añade la pedagoga, Aña Muñoz.

Para poder disfrutar de los beneficios que ofrece la escuela se brinda al pequeño, en estos primeros momentos, comprensión y ayuda para asumir con normalidad la nueva situación. Para los papás también supone un cambio importante, por ello es fundamental que estén tranquilos y con confianza.

Para poder conseguir los resultados más óptimos durante este periodo pero, sobre todo, que el niño disfrute y se divierta aprendiendo, se pueden aplicar estos sencillos consejos que según Ana Muñoz, experta en las Escuelas Chiquitín, serán la clave de una adaptación y un aprendizaje saludable:

– Antes de comenzar la asistencia del pequeño conviene que vayáis adaptando los horarios de sueño y alimentación a los que va a tener en la escuela para comenzar a facilitarle su incorporación.
– La importancia de la organización para que no se produzcan nervios ni prisas para que el niño vaya lo más tranquilo posible a la escuela.
– En los primeros días, el niño puede llevar consigo algún objeto al que tenga cierto apego, para hacer más agradable la adaptación al nuevo ambiente.
– Durante el periodo de adaptación conviene que los papás lleven y recojan a los niños, ello le dará seguridad y se acostumbrará antes al cambio.
– Faltar durante los primeros días puede ser contraproducente para el niño para la adaptación del pequeño que debe seguir una rutina y unos horarios.
– Cuando sea la hora de marchar es mejor no alargar la situación: decir adiós con seguridad y alegría. Hay que transmitir al niño que lo que estáis haciendo es lo mejor para él.
– Debemos evitar el chantaje afectivo
– Hay que esperar a introducir cambios en la vida del pequeño (quitar pañales, cambio de habitación…) mientras se está adaptando a la escuela para que pueda asimilarlos poco a poco con mayor facilidad.
– Puede que el niño, en el reencuentro con los padres llore o muestre indiferencia, manifestaciones normales pues el pequeño está experimentando cambios contradictorios.

“La escuela infantil se va a convertir en un referente importante en la vida de nuestros hijos, deben disfrutar de ella, de las posibilidades de aprendizaje, de relación con iguales y de afecto que brinda, pero debemos concedernos tiempo”, completa la directora del departamento de Pedagogía de las Escuelas Chiquitín.

Este es el principio de los años más importantes en la educación de los más pequeños de la casa. Una educación basada en ejercicio, la educación, nutrición y comunicación con las familias es la base de un crecimiento feliz.

X