Espacio deco: ¿Qué tipos de sofás son los más comprados?

Muebles, Sofás

Cada persona es única en todos los aspectos y el momento de decorar un ambiente suele convertirse en un trabajo muy apasionante que refleja en su resultado la personalidad misma de quien habita el lugar. Desde el tamaño del ambiente, pasando por puertas, el color de las paredes, muebles y objetos decorativos, hasta el estilo elegido, son en alguna medida un espejo de la cultura y la personalidad de quien toma las decisiones.

Cuando esta tarea comienza, hay como en todo, multitud de alternativas para cada objeto a elegir según sea el ambiente. Pues bien, dentro de los posibles mobiliarios la elección del sofá para el salón principal es una de las más importantes debido al lugar de importancia predominante que toma en lo decorativo otorgando una esencia única al lugar como bien se puede apreciar en diferentes revistas especializadas en decoración de interiores y conocedoras de modas y tendencias.

Cuando una persona busca un sofá, lo que básicamente está deseando son sensaciones: descanso, confort, relax, placer, belleza, sentido de identidad. Por lo tanto, podría decirse que cada persona podría pensar en un sofá diferente, así lo saben los fabricantes, a veces necesitamos modelos más allá de los estilos ya conocidos y utilizados, también existen quienes los hacen especialmente según pedido de cada uno, como es el caso de Senso Sofás.
Si estás a punto de elegir uno, debes considerar el espacio del salón, su distribución y cuántas personas harán uso del mismo, por lo que deberá adaptarse al ambiente, ser cómodo y resistente, lo que se relaciona directamente con la calidad de los materiales con que es fabricado.

Muebles, Sofás

Para seguir con algunos ejemplos, SensoSofas ofrece al mercado amplia variedad de los que actualmente son los más elegidos según el estilo propio de cada vivienda y comprador:

Sofás clásicos: Uno de los preferidos de particulares y empresas ya que nunca pasa de moda y es significado de distinción y sobriedad, los hay en diferentes materiales y colores.

Sofás modulares: Ideal para quienes necesitan mobiliario de descanso, pero no poseen demasiado espacio, se puede ir sumando módulos a posteriori o cambiar su posición con facilidad.

Sofás ChaiseLongue: uno de los favoritos de los clientes porque es perfectamente combinable con ambientes clásicos o modernos brindando comodidad y equilibrio.

Sofás rinconeros: no tan fáciles de conseguir en el mercado, los tienen aquí de todos los tamaños, materiales y precios.

Sofás cama: Muy utilizados en ambientes reducidos como decorativo y también para recibir huéspedes brindándoles confort.

Se encuentran también en el mercado sofás con un plus para ganar espacio por ejemplo con espacio bajo el asiento para guardar mantas, con estantes laterales en los brazos para guardar objetos pequeños o libros, con accesorios como bandejas o mesillas.

Por otro lado, siguiendo al ritmo de la irrupción de la tecnología se pueden adquirir sofás con altavoces incorporados para enchufar al celular o televisión y otros con asiento deslizante que se convierten en tumbonas en cuestión de segundos.

Si tienes la idea de diseño, pero no lo encuentras en el mercado, pide la fabricación a medida y puedes también elegir accesorios para combinarlo como cojines de diferentes tamaños, colores y materiales que combinen con el mismo.

En definitiva, puedes conseguir el sofá que te imagines ahora mismo, sólo tienes que decidirlo y comunicarte con los vendedores que seguramente con mucha dedicación te asesorarán, te mostrarán el stock, te permitirán probarlo, podrás diferenciar entre los materiales disponibles, jugar con los cruces de colores entre estos muebles y el resto del ambiente, la adaptación a tu estilo y no menos importante el valor económico.

El material es también muy importante al momento de decidir y será consecuencia en gran medida de la vida útil del mueble según el uso que le darán al mismo, cómo y quiénes tendrán contacto con él. Es una cuestión de sentido común que aquellas personas que tienen niños en la casa no elegirán seguramente un sofá de piel blanco, sino que optarán por colores más oscuros y géneros fáciles de lavar, como así también de patas y soporte resistente.

Si evaluamos los más elegidos según sus colores, los ganadores son sofás blancos o negros.
El sofá blanco ayuda a sumar metros y luz al espacio, es muy fácil de redecorar todo el tiempo combinando con todos los colores, basta con combinar un accesorio y parecerá que todo el salón fue redecorado, se puede pedir que sea desenfundable para lavarlo cada vez que se manche y que vuelva a quedar como nuevo sin mayores inconvenientes.

En conclusión, diferentes estilos de sofás para representar tu personalidad, diseños a medida para adaptarse a tu ambiente.

X